Alfredo Solar, gerente general de Atlas Renewable Energy en Santiago de Chile, conversa sobre el valor que aportan las empresas emergentes (startups) a la industria de la energía renovable en América Latina.

P. ¿Cuál es el valor que los nuevos negocios aportan a Atlas y a la industria de las energías renovables?

R. Atlas es una compañía líder en energía solar y hemos crecido de acuerdo con los estándares de la industria. Nos hemos dado cuenta de que, a diferencia de un proveedor tradicional, las startups son más innovadoras. Por tanto, contar con ellas es una manera de resolver problemas creativamente, de adaptarnos a nuevos retos y de ser muy innovadores. En definitiva, no creemos en soluciones rígidas, sino que queremos incorporar nuevas visiones, ideas y tecnologías.

P. ¿De qué manera son menos rígidas las soluciones que ofrece una empresa emergente?

R. En general son compañías que están creciendo, que están centradas en desarrollarse y por eso están abiertas a nuevas soluciones. No tratan de venderte un producto estándar; tratan de acompañarte a encontrar una solución a tu problema y a evolucionar con la empresa hasta encontrar la respuesta óptima.

 P. ¿Qué tipo de retos tiene la industria de las energías renovables que puedan resolverse con apoyo de las startups?

R. Hay muchos. Por ejemplo hay temas que son de impacto ambiental, de temperatura de paneles, de erosión del suelo donde se instalan las plantas. También hay retos relacionados con la preservación de la vegetación.

También está lo relacionado con el uso de los recursos. Por ejemplo, cálculos de la radiación, algoritmos de operación que monitorean cómo los paneles siguen el sol, equipos eléctricos más modernos, cables transformadores, automatización para un mejor rendimiento y una más eficiente operación de las plantas, tanto en su diseño de construcción, como en su operación, para ganar un porcentaje adicional de generación de energía.

P. ¿De qué manera pueden aportar las empresas emergentes a la operación de Altas Renewable Energy?

 R.  Estamos convocando a las startups para que ofrezcan soluciones para el desarrollo de la industria solar. Las queremos incorporar para que desarrollemos en conjunto nuevas tecnologías o para que probemos las tecnologías que han creado. No buscamos compañías emergentes que están naciendo con una idea; buscamos empresas que ya tienen un producto. Nuestra intención es darles la posibilidad de probar ese producto, ese servicio o esa tecnología en escala real en las plantas de Atlas en cualquier lugar de Latinoamérica.     

P. ¿Cómo han colaborado con las startups en Chile?

R. Tenemos un laboratorio de prueba en una de nuestras plantas. Dejamos una zona específica para ese laboratorio y ahí hemos probado distintas cosas. Por ejemplo, variaciones de paneles fotovoltaicos, nuevas tecnologías y tipos de albedo, es decir, el suelo que refleja la luz solar para que los paneles la capten mejor.

Algunas empresas emergentes han sugerido ayudarnos a mejorar el tipo de suelo y la reflexión del suelo y a cambiar los materiales que se usan. Tenemos también iniciativas en lo que respecta a la limpieza. Por ejemplo, estamos incorporando robots que limpian los paneles sin necesidad de utilizar agua. Son áreas en las que hemos incorporado tecnologías que no son tradicionales en la industria de las energías renovables.  

 P. ¿Qué recomienda a las startups que aspiran a que las consideren como aliadas?

R. Lo primero es que se animen a participar. Que nos contacten, que nos muestren los productos que tienen y que nos indiquen cómo podríamos mejorar nuestra operación con su tecnología, sus productos o sus servicios. A partir de ahí lo que sigue es evaluar sus propuestas. No hay calificaciones: buscamos todo lo que puede aportar en alguna medida. Nos interesa medir y comprobar la eficiencia, la eficacia y la efectividad de las soluciones que nos ofrecen.

 P. ¿En qué consiste la convocatoria del Open Innovation Challenge a la que Atlas está invitando junto con la organización Endeavor?

R. Es una convocatoria para recibir propuestas de soluciones de empresas emergentes que nos ahorren costos y que mejoren nuestra producción; que nos permitan, por ejemplo, predecir con mayor precisión cuánta energía va a generar una planta. Buscamos también soluciones que nos ayuden a operar de forma más eficiente, ya sea porque reduzcan los costos o porque usen menos recursos, como los robots que limpian en seco, especialmente útiles en sitios como el desierto chileno, donde el agua es escasa. Otro ejemplo son las soluciones que nos permiten monitorear en forma remota las plantas.

En general diría que la convocatoria ha sido muy buena. Hemos recibido postulaciones de empresas de diversas partes del mundo: europeas, americanas, asiáticas. En cuanto al premio, pensamos ofrecer veinte mil dólares a las empresas que califiquen para probar sus tecnologías con Atlas. Con ese dinero se realizará un piloto en un plazo de uno a seis meses. Si el piloto es un éxito, tenemos más de veinte plantas solares en las que se puede implementar de forma masiva.

 P. ¿En qué consiste la participación de Endeavor en el Open Innovation Challenge?

Endeavor tiene el potencial de conocer, atraer, estructurar y sistematizar las ideas innovadoras. A nosotros nos hubiera costado mucho hacerlo directamente. En Endeavor son especialistas en acercarse y en conectar las startups con las compañías que requieren los servicios. En nuestro caso, Atlas es una plataforma para invertir en energía renovable. Nuestro objetivo es la inversión y el reto es desarrollar tecnología beneficiosa y amigable con el medioambiente. La idea es dejar un legado positivo.

P. ¿Cuán avanzados estamos en América Latina en las tecnologías que necesitan en Atlas?

R. Todas estas tecnologías se crearon en Europa, donde tienen muchos más años de desarrollo y hay mucha gente pensando en mejorar y en optimizar la industria. Creo que Latinoamérica está preparada; es un continente que está creciendo enormemente en la instalación de energía renovable. Hay unos países pioneros: Brasil, México y Chile. Otros países están comenzando, como Perú y Colombia, que tienen los mayores potenciales de crecimiento en energías renovables en América Latina.

Somos una compañía que nació en Latinoamérica. Ahora nos estamos expandiendo a Europa, comenzando por España. Los productos y servicios de las empresas emergentes a los que les veamos utilidad los vamos a incorporar en todas nuestras plantas. Brasil es el país en el que Atlas tiene la mayor cantidad de plantas operativas y donde nos interesaría mucho probar nuevos servicios. Chile, México y Uruguay son otros países en los que podemos probar.

P. ¿Cómo estamos en América Latina en lo que se refiere a innovación en la industria de la energía renovable?

R. América Latina es uno de los continentes con mayor crecimiento de las tecnologías renovables. Europa, de alguna manera, ya recorrió este camino y los espacios son mucho más reducidos. Allí es cada vez más complejo instalar nuevas plantas renovables.

América Latina parte con algunos países que comenzaron primero (Brasil, Chile y México), y con otros que recién empiezan el camino y que tienen todo por crecer. Es el caso de Colombia, donde la penetración de las renovables puede estar por el uno por ciento. Los países latinoamericanos tienen potencial de crecer hasta lo que se establezcan como meta. Chile ya va en un veinte por ciento de energías renovables y se plantea llegar mucho más allá. Tal vez el caso extremo es Uruguay, donde casi toda la energía que se consume es renovable. No utiliza combustibles fósiles para generar energía eléctrica.

P. ¿Cómo percibe a América Latina en cuanto al aporte de ideas innovadoras?

R. Creo que es un asunto complicado de medir. Cada vez será mayor el acompañamiento a una industria como la de las energías renovables, que ha crecido en forma exponencial y que creo es la industria que más va crecer en el mundo. Es impresionante.

Hay gente joven con iniciativas que acompaña el desarrollo de la industria de las renovables con ideas y con el ojo puesto en los espacios donde haya oportunidades. Nosotros estamos abiertos a propuestas y recibimos en cualquier congreso o reunión las ideas de quien se acerca y ofrece cosas.

Yo animo a quienes están al frente de startups. Nadie tiene que sentir que su producto o su servicio no es importante. Deben saber que hay espacios para desarrollar proyectos en conjunto. Una buena idea que a lo mejor soluciona parcialmente un problema puede terminar por ser una gran solución en la medida en que la gente se atreva. La clave es tener iniciativa. No hay malas ideas. Todo bien ejecutado puede llegar a funcionar y nosotros queremos ofrecer el espacio para probar las ideas.

P. Cuéntenos sobre el laboratorio de innovación de Atlas en Chile.

R. Está en una planta en Chile, muy cerca de Santiago. Es una planta de 120 megas conectada a la red y operativa. Decidimos que en esa planta, que tiene operación de escala real, podíamos destinar un segmento, una sección, para pruebas de distinto tipo. Eso lo ejecutamos ya hace unos tres años.

Cuando, por ejemplo, aparecieron los módulos bifaciales (los módulos que captan la luz solar no solo por la cara superior, sino por la inferior) en el laboratorio pudimos probar distintos tipos y ver su eficiencia.

Los paneles siguen al sol en su desplazamiento durante el día. Pero luego hay un montón de variables que influyen sobre su eficiencia, como la pendiente del terreno, la sombra de un panel sobre otro o la sombra que un cerro pueda proyectar sobre la planta. Vimos que había una posibilidad de mejorar si disponíamos un algoritmo específico en cada fila de paneles y no uno genérico en toda la planta. Eso nos aportó un uno o un dos por ciento más de generación de energía. Podemos usar ese laboratorio que tenemos en Chile o adaptar cualquiera otra de nuestras plantas para hacer las pruebas.

En definitiva, en Atlas estamos abiertos a experimentar con startups y con todo aquel que tenga una idea que creamos pueda aportar a la causa de generar energías renovables amigables con el planeta y rentables para Atlas Renewable Energy.

En asociación con Castleberry Media, estamos comprometidos con el cuidado de nuestro planeta. Por lo tanto, este contenido es responsable con el medioambiente.

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.