El año 2023 vimos hasta qué punto los conflictos geopolíticos pueden traer inestabilidad a los mercados energéticos. Dado que el 80% de la energía mundial proviene de los combustibles fósiles, la industria energética se encuentra en un momento crucial: un momento en el que las consideraciones medioambientales y de sostenibilidad energética convergen con las preocupaciones sobre el acceso a la energía y su asequibilidad. 

La seguridad energética ha sido durante mucho tiempo un asunto importante para los mercados emergentes. Ahora lo es para todo el mundo. Los actores clave de diversas industrias en el mundo se ven obligados a evaluar nuevos sistemas energéticos; y ha llegado el momento adecuado para que los inversionistas tomen en cuenta las energías renovables como una opción confiable que ofrece estabilidad y crecimiento.

El costo de la inestabilidad

Mientras que en Europa la demanda de energía pronto superará en un 21% a la oferta, a finales de 2023 se esperaba que las empresas estadounidenses pagaran más de US$41.000 millones adicionales en costos de energía.

La escasez de energía implica un aumento de los costos para todos los usuarios. Además, las empresas que gastan en exceso en energía aumentan sus precios para trasladar esos gastos adicionales a los consumidores. Al final, la población en general soporta gran parte de la carga cuando sube el costo de todos los bienes, desde los alimentos hasta los productos electrónicos; adicionalmente, el aumento de la inflación alimenta los temores de que ocurra una recesión. 

Más allá de este impacto inmediato, hay una segunda ronda de consecuencias relacionadas con la producción de bienes de alto consumo energético. En efecto, para garantizar su rentabilidad, las empresas pueden disminuir su producción, lo que a su vez produce escasez o interrupciones en la cadena de suministro. 

El aumento de los precios del petróleo y el gas, por lo tanto, afecta a toda la economía, desde el gasto de los consumidores y el crecimiento del empleo hasta las inversiones de las empresas y la asignación de recursos.

Sostenibilidad más allá del medioambiente

En lugar de esperar que bajen los precios del petróleo y el gas, es hora de imaginar una nueva dinámica del mercado energético y acelerar la transición hacia energías limpias. 

Usar energías renovables en diferentes procesos de producción puede ayudar a los países a reducir los costos de energía, al tiempo que se hace frente al cambio climático, además de aumentar la resiliencia. 

De hecho, si la seguridad energética consiste en tener acceso duradero y asequible a fuentes de energía, las actuales realidades geopolíticas y del mercado energético son una razón para alejarse de los proveedores poco confiables. 

El objetivo final es que la seguridad energética sea sostenible, en todos los sentidos de la palabra. La sostenibilidad ya no debe asociarse con sacrificar beneficios, porque la recompensa final es ser resilientes frente a la volatilidad. Más allá de la apremiante necesidad de cuidar el medioambiente, también es importante reconocer que las estrategias energéticas son más beneficiosas cuando adoptan un enfoque diversificado.

Desde un punto de vista económico, depender de una sola fuente de combustible no es una solución a largo plazo libre de riesgos.

“Los gobiernos deberían impulsar la inversión en fuentes de energías renovables que cada vez son más competitivas, y alejarse de una vez por todas del actual modelo económico obsoleto, intensivo en carbono e insostenible».
Lord Nicholas Stern, copresidente de la Comisión Global sobre la Economía y el Clima (fuente)

Cómo ser proactivo al asegurar contratos de compra de energía (PPA)

Una forma de mitigar la incertidumbre que producen los vaivenes de los precios de la energía es suscribir un contrato de compra de energía renovable. Dado que los proveedores pueden aumentar sus tarifas en cualquier momento, comprar energía fuera de un contrato de tarifa fija deja a las empresas vulnerables frente a las fluctuaciones de precios. Los PPA (acuerdos de compra de energía) ofrecen la ventaja de adquirir por contrato energía con tarifas fijas, lo que funciona como una red de seguridad contra la inflación.

La fuerza de los PPA radica también en su capacidad para ofrecer portafolios de energía diversificados a fin de satisfacer las necesidades específicas de cada cliente según sus patrones particulares de uso de energía.

Los PPA, como hemos comentado antes, pueden adaptarse a necesidades específicas. Alejarse de una mentalidad de «talla estándar» con respecto a la adquisición de energía permite a las empresas tomar decisiones estratégicas basadas en datos, y es una forma de convertir la energía en un costo más fijo y controlable.

Los PPA gozan de gran aceptación en los mercados estadounidense y europeo. Recientemente se ha observado una tendencia creciente en América Latina, con el apoyo de socios corporativos que se comprometen a firmar PPA de largo plazo.
Aunque los centros de datos (que necesitan grandes cantidades de energía y recursos para operar) fueron los que originalmente impulsaron los PPA privados, estos contratos ya no se limitan a un determinado tipo de empresa o zona geográfica. De hecho, ahora es común que empresas de todos los sectores sean conscientes de sus fuentes de energía, sus costos y su huella de carbono. Grandes bancos, minoristas, cadenas de restaurantes y empresas de telecomunicaciones han publicado ampliamente los detalles de sus PPA.
Continuar leyendo

Esfuerzo colectivo, soluciones globales

Al principio puede haber dudas de alejarse de las fuentes de energía convencionales. Al fin y al cabo, la mayor parte de la infraestructura energética del mundo funciona con gas, petróleo y carbón, y las tecnologías de energías renovables aún están en fase de desarrollo. Sin embargo, en su estado actual, las energías renovables ya son las más rentables; más que el petróleo, el gas y el carbón, y más que la energía nuclear.

La inversión que se requiere para aumentar el acceso a las energías renovables necesita la colaboración entre empresas y naciones. También será necesaria la colaboración entre los sectores público y privado, así como entre industrias: es la única manera de garantizar la innovación y el crecimiento a la escala y la velocidad necesarias para cumplir los objetivos globales de sostenibilidad.

Además, hay que tener en cuenta que la mejora de las tecnologías también reduce los costos. Acelera el desarrollo de proyectos a gran escala que atraviesan fronteras y ayuda a crear un panorama energético seguro.

Cómo el modelo de sostenibilidad de Atlas ofrece rendimientos crecientes

Según una investigación realizada por Accenture, “las empresas energéticas que obtienen mejores resultados financieros parecen ser aquellas que prestan mayor atención a las métricas medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Aunque es demasiado pronto para atribuir causalidad, parece estar surgiendo una correlación entre el rendimiento ESG y mejores precios de las acciones, menor costo de capital y mayores retornos para los accionistas».

Nuestro compromiso con la sostenibilidad medioambiental no es independiente de nuestro interés en el desarrollo social. Por supuesto, el triple resultado final por el que nos regimos sitúa el beneficio económico junto con el bienestar de las personas y la conservación del planeta. Sin embargo, solo cuando se consideren en su conjunto las métricas de ESG podremos medir el verdadero aumento de la rentabilidad. En este sentido, en Atlas creemos que es posible crear un modelo de negocio que produzca ganancias y que sea al mismo tiempo una fuerza que genere el bien.

Cuando invertimos en las personas, sabemos que estamos creando una base estable que sostendrá nuestra visión a largo plazo y nuestras operaciones del día a día. Los beneficios intangibles de la credibilidad no pueden pasarse por alto. Y ninguna otra forma de energía goza de la credibilidad que tiene la energía renovable entre los consumidores que, en todo el mundo, están cada vez más interesados en fuentes de energía sostenibles.

El camino hacia la estabilidad

Aunque la respuesta actual a la crisis ha sido centrarse en soluciones a corto plazo que incluyen aumentar la producción de petróleo y gas para hacer frente a la escasez de combustible, creemos que es imperativo empezar a pensar en estrategias a largo plazo.

Atlas siempre está dispuesta a brindar asistencia a las empresas dispuestas a avanzar hacia nuevos procesos energéticos, centrados en la diversificación como forma de fomentar tanto la sostenibilidad, como la seguridad.

En asociación con Castleberry Media, estamos comprometidos con el cuidado de nuestro planeta. Por lo tanto, este contenido es responsable con el medioambiente.

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.