Los acuerdos privados o corporativos de compra de energía renovable (PPA) se han extendido como nunca antes en América Latina, aunque aún falta mucho para que su adopción esté plenamente generalizada. A medida que aumenta la presión sobre las empresas para que encuentren soluciones energéticas sostenibles y económicas, se espera que la demanda por los PPA se incremente, hasta que se conviertan en una característica del panorama energético de la región. Encontrar el socio adecuado que guíe a las empresas sobre las alternativas disponibles será clave para que esta tendencia se afiance.

Latinoamérica ha sido testigo del crecimiento de los acuerdos corporativos de compra de energía (PPA, por sus siglas en inglés) en los últimos años, mediante los cuales las empresas compran electricidad directamente a proveedores independientes en lugar de a una empresa de servicios públicos. En 2019, las empresas de la región compraron un récord de 2 gigavatios (GW) de energía limpia mediante PPA, tres veces más que en 2018.

Mientras crecen los mercados de producción y de almacenamiento de energía en América Latina, nuevos tipos de contratos permiten que la compra acordada de energía sean una opción para un mayor número de actores. La tendencia es hacia suscribir menos contratos take-or-pay (que obligan al comprador a pagar por la energía, independientemente de si el vendedor la entrega o no) y más acuerdos adaptados a las necesidades energéticas de los clientes.

¿Cómo funcionan los PPA?

Ser capaz de proveer la energía requerida por el cliente es clave para la adopción de los PPA. Las empresas tradicionales de servicios públicos de la región siguen siendo entidades muy reguladas, por lo que su modelo de negocio no siempre cuenta con los mecanismos o los incentivos necesarios para responder a las solicitudes de los clientes en materia de energía renovable.

Aunque algunas empresas en el mundo han optado por generar su propia energía renovable, como los centros de datos, esto no siempre es factible ya que aleja a las compañías de su negocio principal y requiere que las compañías tengan los terrenos para construir el proyecto que satisfaga su demanda energética.

Aquí es donde entran en juego los PPA. En resumen, un PPA es un contrato a largo plazo para comprar energía directamente a un productor, a menudo por un precio fijo, en vez de usar las tarifas de las compañías de distribución local. Si bien cada acuerdo es diferente y se adapta a las necesidades del comprador de energía, los principios básicos de los PPA son los mismos.

Los PPA físicos son la forma tradicional de estos acuerdos: el comprador suscribe un contrato a largo plazo para adquirir la energía generada por un proyecto de energía renovable, por lo que hay una entrega física de la energía producida.

En las jurisdicciones en las que no se permite la venta directa de energía al por menor, o en las que un PPA físico no es una solución óptima, la alternativa es el PPA virtual o financiero. Se trata de un contrato comercial en el que una empresa compra electricidad a una tarifa negociada. La energía se vende a la red local a precio de mayorista, y el comprador y el vendedor liquidan la diferencia entre la tarifa negociada y el precio de mayorista mediante un contrato por diferencia (CFD, por sus siglas en inglés). Aunque suene más exótico, el PPA virtual cumple en esencia el mismo objetivo que el PPA físico.

¿Por qué las empresas adoptan los PPA?

En los próximos años aumentará el número de empresas que adopten PPA para satisfacer sus necesidades energéticas; lo anterior como resultado, entre otras razones, al compromiso adquirido por muchas empresas en la lucha contra el cambio climático que es una gran amenaza para América Latina. La región, que alberga algunos de los activos ambientales más sensibles del mundo, se está pronunciando en contra de la crisis climática. Se trata de un activismo verde dirigido por jóvenes —el mismo activismo que hizo de Greta Thunberg un nombre familiar—, que se está convirtiendo en una característica habitual en ciudades como Río de Janeiro y Bogotá.

Para muchas compañías, las energías renovables son una forma de conectar con los clientes que tienen conciencia ambiental; de allí que un número creciente de empresas se hayan comprometido a reducir las emisiones para cumplir con lo establecido por el Acuerdo de París.

Pero no son solo los factores relacionados con la sostenibilidad los que están impulsando los PPA en Latinoamérica. En Estados Unidos y Europa las energías renovables están muy subsidiadas para fomentar su producción. Por el contrario, en América Latina las energías renovables son cada vez más la fuente de energía más asequible en muchos lugares y mercados, sin necesidad de emplear subsidios. Gracias a los continuos avances tecnológicos y a la disminución de los precios; cada vez más empresas querrán emplear las energías renovables para aprovechar la reducción de costos.

Las regulaciones son también otro factor de impulso de las energías renovables. En efecto, en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú se han promulgado reglamentos que facilitan el acceso de los consumidores a los contratos bilaterales de adquisición de energía y a los mercados de energía al contado; el resultado es que con esos acuerdos las empresas pueden obtener ventajas financieras y económicas.

Si bien todo contrato se hace a la medida, cuanto más largo sea el plazo por el que se firme el PPA, más oportunidades tendrá el vendedor de ofrecer precios más bajos. Con plazos de hasta 25 años, los PPA ofrecen la oportunidad de fijar precios bajos para los años venideros, lo que protege a los compradores corporativos ante una futura volatilidad de los precios de la energía. Esta menor exposición a la volatilidad ofrece la oportunidad de aumentar la visibilidad de los costos desde la perspectiva del capital de explotación, una ventaja fundamental en un momento en el que las perspectivas económicas siguen siendo inciertas.

Mientras tanto, con varias empresas de la región comprometidas a operar en un futuro próximo con electricidad 100% renovable, los acuerdos bilaterales con un productor de energía renovable ofrecen una ganancia rápida para cumplir los objetivos ambientales. La firma de PPA de energía renovable pueden ayudar a las empresas a reducir las emisiones de carbono de manera transparente y trazable, y les brinda la oportunidad de hacer que su marca sea más ecológica y sostenible.

Otra característica innovadora de estas estructuras que ha surgido con fuerza en Brasil hasta volverse tendencia, es la suscripción de PPA en dólares, que reduce los riesgos relacionados con la volatilidad de las monedas nacionales. Varios de los PPA firmados recientemente entre Atlas Renewable Energy y las empresas brasileñas son un buen ejemplo de ello. Atlas ha acordado PPA en dólares para nuevas inversiones en proyectos que ascienden a más de 350 millones de dólares y que implican el suministro de más de 1.180 GWh por año, en contratos por 15 años con grandes empresas industriales.

¿Para quiénes son los PPA?

Las empresas de tecnología dominan en el mundo la adquisición de energía limpia mediante PPA, debido a sus grandes y crecientes necesidades. En 2019, el principal comprador de energía limpia del mundo mediante un PPA fue Google, con 2,7 GW, una cantidad que supera a cualquier otra empresa. En Latinoamérica, son las empresas mineras las que encabezan la demanda de energía limpia, particularmente en Brasil y Chile.

Sin embargo, a medida que las empresas son cada vez más conscientes de las oportunidades de la energía limpia ―como la reducción significativa de las emisiones de CO2 y la capacidad de impulsar la competitividad debido a la rápida disminución de los costos―, se despierta el interés de una amplia gama de sectores: desde la manufactura a la venta al por menor, el procesamiento, el transporte, los centros de datos, y el petróleo y el gas. Las posibilidades son casi infinitas: desde cervecerías que buscan formas sostenibles de operar, hasta compañías químicas que encuentran maneras más económicas de satisfacer sus necesidades energéticas. Los PPA bilaterales de energía renovable pueden proporcionar lo que estas empresas buscan.

Los PPA tampoco se limitan a las grandes multinacionales. En el mundo hay una tendencia creciente entre pequeñas empresas de una misma industria que se agrupan para sumar su demanda de energía y negociar en conjunto un PPA. Esta tendencia se consolidará en América Latina en la medida en que más y más compañías decidan aprovechar la disminución de los costos y los precios predecibles de la energía eólica y solar.

Una tendencia en crecimiento

Aunque la adopción de los PPA corporativos en América Latina tiene una evolución más lenta con respecto al resto del mundo, creemos que esto se debe principalmente a la falta de conocimiento sobre los beneficios que ofrecen. En este sentido, Atlas Renewable Energy es un socio ideal para los grandes consumidores de energía que buscan reducir sus costos y limpiar su huella de carbono.

Nuestro equipo de Atlas Renewable Energy tiene sólida formación y experiencia en la estructuración de PPA corporativos, desde su conceptualización hasta su operación. De hecho, es el mismo equipo que en 2012 firmó el primer PPA solar en América Latina. Hemos visto una amplia reforma regulatoria en muchos de los mercados en los que operamos, que ha allanado el camino para que las empresas firmen contratos bilaterales de energía renovable. Los PPA corporativos ya son comunes en América del Norte, Europa, el Medio Oriente y África, y a medida que en América Latina haya más información, los PPA corporativos irán cobrando fuerza.

En los próximos años habrá más PPA corporativos de energía solar y eólica tanto en Latinoamérica como en el mundo. No importa la industria o la geografía: es posible encontrar un PPA que se adapte a las necesidades específicas de cada empresa. Encontrar el socio adecuado para desarrollar una solución ágil, de bajo costo y sin preocupaciones dará a las empresas una ventaja competitiva, que les permitirá demostrar unas verdaderas credenciales sostenibles, al mismo tiempo que disminuirán sus costos de operación y obtendrán seguridad energética.

Fuentes:

https://www.bakermckenzie.com/-/media/files/insight/publications/2018/07/fc_emi_riseofcorporateppas_jul18.pdf?la=en
https://pv-magazine-usa.com/2017/03/20/solar-goes-corporate-the-rise-of-the-bilateral-ppa/

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.