La innovación en energía solar se pone a prueba en una de las primeras plantas de energía solar de América Latina.

El mundo vive una época de cambios en la conciencia colectiva. La crisis climática ha exigido que mitiguemos los efectos del calentamiento global. Y al hacerlo, las industrias han aprendido a adaptarse y a adoptar nuevas tecnologías y formas de pensar.

En América Latina, los altos costos del modelo energético tradicional ha inspirado a los gobiernos a formular políticas de energías renovables. A medida que los países se esfuerzan por mejorar la seguridad energética, crece el sector de las energías renovables. La investigación y las innovaciones en energía solar se han disparado en la última década, pues esta energía promete una transición sostenible hacia la independencia energética. Entonces, ¿qué enfoque ha permitido a los líderes de la industria adelantarse en la curva?

Encontrar la clave hacia el éxito sostenible

En Atlas Renewable Energy nos esforzamos por estar un paso adelante en la industria de las energías renovables. Nos anticipamos a las necesidades de nuestros clientes y estamos al día con los avances tecnológicos que benefician a millones de personas. Nuestro espíritu innovador, combinado con la experiencia adquirida en América Latina, crean el ambiente ideal para que la innovación en el campo de la ingeniería cobre vida. En línea con esta filosofía central, diseñamos un proyecto para crear conocimiento a largo plazo que nos permitiera mejorar la eficiencia y la capacidad de nuestro equipo. Así nació nuestro laboratorio de investigación y desarrollo en Chile.

Nuestra planta solar en Quilapilún fue el escenario ideal para el laboratorio, no solo porque fue la primera de su tipo en el área metropolitana de Santiago, donde actualmente sirve a 110.000 hogares con energía renovable, sino por su estabilidad operativa. El laboratorio debía ser versátil y capaz de probar diferentes tecnologías y equipos. Incluso antes de establecer el laboratorio, evaluamos todas las nuevas tecnologías de primer nivel que se desarrollaban en el mundo y establecimos sólidas alianzas con los principales fabricantes. Con esta información, elegimos qué innovaciones probar, teniendo en cuenta la viabilidad económica, el avance tecnológico óptimo y el tiempo de aplicación.

Crear las condiciones ideales para la investigación y el desarrollo

Creemos en el poder de la innovación. Por eso comprendimos que crear un laboratorio interno nos podía dar un acceso más rápido a los datos obtenidos de primera mano. Nuestro laboratorio opera dentro de la planta solar de Quilapilún, lo que nos brinda una ventaja competitiva y garantiza que tengamos mayor control sobre los posibles riesgos de los productos y del equipo con el que trabajamos. Constantemente medimos la producción de energía de las diferentes tecnologías frente a diversas condiciones, y cómo responden a los cambios en las principales variables que determinan su rendimiento. Nuestro valor radica en la precisión de nuestro análisis. Medimos y analizamos el desempeño de cada uno de nuestros equipos, incluidos módulos, robots de limpieza e inversores. Cada cadena tiene su propia medida y siempre está en un único MPPT, lo que proporciona medidas individualizadas de la configuración para cada fabricante. Esto nos permite controlar mejor los riesgos derivados de la falta de información disponible sobre garantías y certificaciones, y de la disparidad en los datos de eficiencia de la última generación de módulos fotovoltaicos.

Los módulos bifaciales son un excelente ejemplo de por qué la energía renovable necesita desesperadamente laboratorios de investigación y desarrollo. Aunque estos módulos no son nuevos, los avances tecnológicos y la eficiencia en sus costos de fabricación los han convertido en una alternativa viable para proyectos a gran escala. Su principal desventaja es la incertidumbre de su rendimiento, en comparación con los paneles solares estándar. Solo unos pocos proyectos emplean módulos bifaciales, principalmente en América del Norte y Oceanía. En América Latina nos adelantamos: probamos estos módulos a escala y realizamos una investigación metódica sobre ellos. Cuando las nuevas tecnologías como esta se adoptan con éxito, se alienta a otros a seguir.

El futuro de las energías renovables en América Latina

Nuestra misión final es trabajar por un futuro que tenga energía limpia para todos. Somos conscientes de que tener más datos disponibles gracias a la investigación y la innovación creará una sensación de seguridad y apoyo para proyectos sostenibles y nuevas tecnologías, que favorecerá su proliferación y penetración. Eventualmente resultará en un consumo generalizado de energía más barata y más ecológica. El laboratorio nos ha ofrecido una ventaja competitiva en la industria, pero todos los datos resultantes ayudan también a los fabricantes a comprender el rendimiento de sus productos, mediante el intercambio de información específica con ellos. Se ha abierto una gama de posibilidades sobre futuras colaboraciones con institutos educativos y centros de investigación que comparten nuestra visión. En Atlas Renewable Energy continuaremos afirmando nuestro liderazgo en proyectos de energía renovable en América Latina. Las oportunidades y los desafíos van de la mano, y la energía solar se ha convertido en una de las áreas más competitivas en el sector de las energías renovables. El desafío ahora es encontrar una forma de superarnos todos los días. Nos mantenemos activos: buscamos y evaluamos las mejores soluciones disponibles e innovamos para hacer que nuestros proyectos sean más eficientes, sin olvidar nunca nuestros valores centrales de excelencia, integridad y pasión por lo que hacemos.

Fuentes

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.