Gracias a los precios competitivos, los avances tecnológicos y el excelente apoyo financiero y fiscal, la energía solar está en su momento más atractivo y ahora es el momento idóneo para transicionar  de la energía convencional a la energía limpia. He aquí la razón.

SOLAR: LA MAYOR FUENTE DE ENERGÍA DE ESTADOS UNIDOS

En tan solo 18 días de sol en la Tierra se tiene la misma cantidad de energía que en todas las reservas de carbón, petróleo y gas natural del planeta, y Estados Unidos tiene un potencial fotovoltaico excepcionalmente alto en comparación con otras naciones del hemisferio norte.

Aunque los soleados estados del suroeste como California, Arizona y Nevada,  tienen el mayor potencial de energía solar, la producción puede aumentarse con mecanismos especializados de seguimiento que permiten a los paneles seguir al sol y captar la luz en un ángulo óptimo, lo que significa que un sistema instalado tan al norte como Portland (Maine) puede generar el 85% de lo que generaría en Los Ángeles. 

En promedio en todo el país, un metro cuadrado capta el equivalente aproximado de energía solar de casi un barril de petróleo al año. Si se aprovecha sólo una pequeña proporción de esta superficie, alrededor del 0.6% de la superficie total de la nación, se podría suministrar electricidad a todo el país de forma ecológica y económicamente atractiva. 

LOS COSTOS DE LA ENERGÍA SOLAR SON LOS MÁS BAJOS DE LA HISTORIA

A diferencia del petróleo, cuyos costos de extracción aumentan a medida que los yacimientos maduran y gran parte del potencial ya se ha agotado, el costo de producción de la energía solar es cada vez más competitivo. Desde 2010, el costo para instalar una planta de energía solar fotovoltaica para proveer energía a gran escala, cómo los servicios públicos, ha caído un 82%, lo que significa que ahora cuesta menos construir una nueva planta solar fotovoltaica que mantener en funcionamiento muchas plantas de carbón existentes.

Esto también se traduce en una reducción de los precios de la electricidad: un estudio del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) muestra que la industria solar alcanzó el objetivo de costos de la energía solar a escala de servicios públicos para 2020 tres años antes, en 2017, lo que la hace competitiva con la electricidad generada de forma convencional incluso sin subvenciones.

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS SIGNIFICAN MÁS POR MENOS

A medida que la energía solar se populariza, ahora hay más expertos en instalaciones, más productores de componentes y más consumidores, así como una disminución de los costos de los materiales, lo que significa economías de escala. Además, los avances en ingeniería han hecho que la eficiencia de las instalaciones solares se acerque a su máximo teórico. Los paneles bifaciales, que captan los rayos solares por ambos lados, así como la electrónica que permite al panel seguir el sol a medida que se desplaza por el cielo diurno, hacen que ahora sea posible captar casi toda la luz solar disponible.

LOS PRECIOS DE LOS PPAs CON ENERGÍA SOLAR ESTÁN EN SU PUNTO MÁS BAJO.

Otro factor que ha hecho que la energía solar sea tan atractiva como lo es hoy es el acceso a opciones de financiamiento y modelos de negocio que la hacen aún más accesible. Los más interesantes son los acuerdos de compra de energía (PPA), contratos a largo plazo por los que una empresa se compromete a comprar electricidad directamente a un generador de energía. 

Según la investigación realizada por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), los precios de la energía solar fotovoltaica basados en la contratación competitiva podrían alcanzar una media de $0.039/kWh para los proyectos puestos en marcha en 2021, lo que supone un descenso del 42% respecto a 2019 y más de una quinta parte menos que las centrales de carbón. 

En Estados Unidos, los precios de los PPA están ahora en su punto más bajo, pero como la demanda empieza a superar a la oferta, las empresas que actúen con rapidez asegurarán un ahorro antes que sus competidores.

… Y LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS DE ESTADOS UNIDOS ESTÁN PARTICIPANDO EN EL ACTO

Como resultado de estos precios históricamente bajos, las compras de energía solar por parte de las empresas se han disparado en Estados Unidos, que es ahora el líder mundial en PPAs corporativos de energía solar, representando más del 60% del mercado global. En la actualidad, 220 empresas que operan en Estados Unidos se proveen de energías renovables o tienen previsto hacerlo.

Mientras que en el pasado, empresas tecnológicas como Google y Apple han liderado la contratación de energía solar en Estados Unidos, la suscripción de PPAs ya no es patrimonio exclusivo de las empresas con grandes operaciones de centros de datos. Hoy en día, vemos que los fabricantes, los minoristas e incluso las grandes empresas de petróleo y gas entran en acción. 

No es sólo el ahorro de costos lo que buscan las grandes empresas estadounidenses. A medida que los accionistas y los inversionistas fijan objetivos de descarbonización, demostrar el liderazgo en el desarrollo de energías limpias se ha convertido en un elemento central de la estrategia empresarial, y la inversión en grandes instalaciones externas mediante un PPA se ha convertido en una forma clave de demostrar las credenciales de sostenibilidad ambiental de una empresa. 

LAS RENOVABLES SON LA SALIDA A LA CRISIS CLIMÁTICA.

Los sistemas de energía renovable no producen contaminantes atmosféricos ni emisiones de gases de efecto invernadero, razón por la cual la Asociación Americana del Pulmón aboga por el abandono de los combustibles fósiles en favor de las energías renovables para abastecer al país. Por ejemplo, la electricidad generada en las instalaciones solares comerciales in situ y fuera de él, sólo en Estados Unidos, compensa más de 8.9 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2 al año, lo que equivale a retirar 1.9 millones de automóviles de la carretera o a plantar 147 millones de árboles. 

Y los estadounidenses quieren ver más de esto: después de innumerables incendios forestales, huracanes y olas de calor en 2020 que, según los científicos, son causados directamente por el cambio climático, la mayoría de los estadounidenses de todos los grupos demográficos dicen que están a favor de la acción audaz para combatir el calentamiento global presentada por el presidente Biden, que incluye la transición a la energía 100% limpia para 2035.

… Y LOS ACTIVOS SOLARES SE COMPORTAN BIEN EN UNA CRISIS

Recientemente hemos visto cómo una enorme e histórica tormenta invernal ha hecho tambalearse la red eléctrica independiente de Texas. Los datos del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) muestran que los apagones se debieron principalmente a una enorme caída de la generación térmica, ya que las pilas de carbón se congelaron y los reactores nucleares se desconectaron. La energía solar, por su parte, produjo 1,000MW más de lo que el operador de la red esperaba, incluso bajo cielos nublados debido a las tormentas. 

Gracias a las nuevas tecnologías, la energía solar también puede ayudar a reiniciar la red en caso de caída. En el pasado, tras un apagón, los operadores de la red se veían obligados a encender primero una fuente de energía convencional, como una central de carbón o de gas natural, para poner el ritmo de la red, antes de poder añadir otras fuentes de energía, como la solar. Los nuevos controles de «formación en red» en los inversores solares, financiados por la Oficina de Tecnologías de Energía Solar (SETO) del Departamento de Estados Unidos, permiten a los inversores solares formar niveles de tensión y frecuencia como los generadores tradicionales, lo que significa fiabilidad y estabilidad, incluso en una red 100% renovable.

EL MARCO NORMATIVO ESTADOUNIDENSE FAVORECE LA ENERGÍA SOLAR

En Estados Unidos, el Crédito Fiscal a la Inversión (ITC) permite un crédito fiscal del 26% para los sistemas solares. Este importante mecanismo de política federal apoya e incentiva el crecimiento de la energía solar en el país; de hecho, según la Asociación de Industrias de la Energía Solar, desde que se promulgó la ITC en 2006, la industria solar estadounidense ha crecido más de un 10.000%. 

Pero todo lo bueno llega a su fin, y el ITC solar comenzará a reducirse gradualmente después de 2023, lo que significa que los proyectos que comiencen a construirse en los próximos dos años lograrán una mejor reducción dólar por dólar que los que comiencen a partir de 2023, otra razón para que las empresas transicionen hacia la energía solar ahora y consigan los mejores ahorros posibles.

EL INTERÉS POR LA ENERGÍA SOLAR SIGUE SIENDO ALTO A PESAR DEL COVID-19…

A pesar de las órdenes de resguardo y de movilidad por la pandemia, la mayor parte de la construcción de parques solares a gran escala se consideró esencial. Como resultado, según la SEIA, los grandes desarrolladores de esta energía en Estados Unidos han informado pocos retrasos en sus proyectos y, además, no esperan ningún cambio en sus objetivos de energía renovable ni en sus plazos. 

Por su propia naturaleza, los emplazamientos de los proyectos de energía renovable se prestan bien al distanciamiento social: incluso los más pequeños de nuestros parques solares miden cientos de hectáreas, y en Atlas hemos establecido normas líderes en el sector para mantener a las personas a salvo del Covid-19, garantizando la sostenibilidad de nuestros proyectos y la seguridad de sus trabajadores.

…Y LA ENERGÍA SOLAR CREA PUESTOS DE TRABAJO MUY NECESARIOS PARA IMPULSAR LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

La generación de energía renovable desempeñará un papel transformador en la economía posterior al Covid-19. A medida que la economía estadounidense intenta recuperarse de la pandemia, generar empleos es una de las principales prioridades. En el período de cinco años entre 2014 y 2019, el empleo solar en Estados Unidos aumentó un 44%, cinco veces más rápido que el crecimiento del empleo en la economía del país en general. El empleo en el sector solar también incluye a todos los estadounidenses: las mujeres representan el 26% de la mano de obra del sector solar, mientras que las personas pertenecientes a minorías representan el 34%. Además, casi uno de cada diez trabajadores del sector solar son veteranos militares, según el último Censo Nacional de Empleos Solares.  

En la actualidad, la industria solar en Estados Unidos proporciona a 250,000 estadounidenses puestos de trabajo bien remunerados, y a medida que el sector se expande gracias al rápido descenso del costo de las tecnologías y a su creciente popularidad, esta cifra seguirá en aumento. 

EL MOMENTO PARA LA TRANSICIÓN ES AHORA

La energía solar ya no es una fuente de energía futurista y cara. Hoy en día, la energía solar es más accesible, mejor y más fiable que los combustibles fósiles tradicionales. El cambio a la energía solar puede crear puestos de trabajo muy necesarios, ayudar a limpiar el aire y permitir a las empresas cumplir sus objetivos de rentabilidad, sostenibilidad ambiental y desempeño. 

El momento de hacer la transición a la energía solar es ahora. En Atlas Renewable Energy, desarrollamos, construimos y operamos proyectos de energía renovable a gran escala como socio de confianza para grandes consumidores de energía en numerosos mercados. Contáctenos para brindarle más información sobre cómo su empresa puede aprovechar todo lo que la energía solar puede ofrecerle.

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.